Bertrand presume de ser un vigneron en Soria

Bertrand Sourdais, un vigneron en las Tierras de Soria.

Bertrand presume de ser un vigneron en las Tierras de Soria.

Bertrand Sourdais representa la quinta generación de una familia de viticultores en Chinon (Francia). Supo interpretar en las tierras sorianas un viñedo legendario, para así reconocer que de sus pagos podrían surgir algunos de los más grandes vinos en la Denominación de Origen Ribera de Duero.

Llegó a España en 1999 y desde entonces no ha parado de trabajar en nuestro país. Sólo dejó de hacerlo durante un mes, cuando salió de Dominio de Atauta, pero enseguida regresó a España para poner en marcha el proyecto Bodegas Antídoto junto a David Hernando.

Consciente de su creatividad casi artesanal, el Vigneron de las Tierras de Soria desarrolla una verdadera cultura del vino para las nuevas generaciones. El inicio de su actividad partió sin apenas medios siguiendo una evolución natural hasta alcanzar finalmente en 2016 inaugurar su propia bodega.

Bertrand elabora en Francia y España en los siguientes proyectos:

  • Domaine de Pallus, Chinon de Cravant les Coteaux.
  • Bodegas Antídoto, Ribera del Duero en Soria.
  • Dominio de Es, Ribera del Duero en Soria.

Inquieto comunicador y enamorado del Bierzo, se desplaza al Castillo de los Templarios de Ponferrada desde su Chinon natal para participar en la quinta edición del FED.

Bertrand presume de ser un vigneron en Soria y se presenta en el FED 2019 con un amplio elenco vinícola elaborado en sus proyectos sorianos:

  • Antídoto 2018.
  • Roselito 2018.
  • Le Rosé 2017.
  • Hormiga 2017.

Queremos destacar los proyectos de vino rosado que han situado a este elaborador entre los más audaces del actual panorama. No se tratan de rosados al uso, vienen específicamente perfilados desde el viñedo, donde las antiguas plantaciones contenían plantas de variedades blancas y tintas indistintamente. Así mismo, la presencia mayoritaria de granito y arena en el suelo, nos regala uno de los rosado más auténticos de la península: eléctrico, complejo y salino.


Peique

Los Tres Principios Fundamentales de Peique

Peique es un proyecto que, desde su origen, se asienta sobre tres principios fundamentales. El primero es la humildad porque en la viña la naturaleza te somete año tras año a un, a veces muy duro, continuo proceso de aprendizaje y ningún año es igual a otro.

El segundo es la constancia en alcanzar el reto de los mejores vinos posibles, que reflejen su procedencia, en los que elemento principal sea el terruño y la vid. Y por último, la honestidad con el medio natural y la interpretación de este a través de prácticas culturales sostenibles en la viña.

Así, la historia de la familia que sostiene el espíritu de Bodegas Peique nació en Valtuille de Abajo, un pueblo de no más de cien vecinos y donde las anécdotas en torno a la viña y el vino eran constantes en cada casa.

Desde pequeños supimos de la dureza del trabajo en el campo y que los resultados no solo dependían de ese esfuerzo sino también de las condiciones climatológicas de cada año. Mientras crecíamos, recorrimos un camino apasionante entendiendo porqué se podaba de una manera u otra, la importancia de arar la tierra, de la poda en verde, del momento de la floración, o porqué en agosto tenía que llover pero no demasiado….y porqué nuestro abuelo, Ramon Valle, se ponía muy nervioso cada año cuando se acercaba la vendimia. Todo esto hizo que comenzáramos a amar la viña.

peique

 

En estos casi 20 años desde su primera añada, Peique siempre se ha puesto el reto en elaborar vinos con carácter y diferenciación, personalizados y auténticos. Unos vinos que se podrán probar en el Festival Estival Demencial (FED): Ramón Valle 2016, Garnacha Tintorera 2011, Godello 2018 y Selección Familiar 2014.

En 1999 elaboramos las 10.000 botellas de nuestra primera añada. Los dos primeros años en instalaciones prestadas por amigos en sus bodegas, no teníamos nada más que mucha ilusión.

Más información en www.bodegaspeique.com


Sexto Sentido

Puntos de Venta Autorizados FED

Puntos de Venta Autorizados FED para entradas de nuestra edición de 2019 son algunos de los más importantes referentes en vinos de la ciudad de Ponferrada: Sexto Sentido, Benito Otero y Sorbovino son nuestros colaboradores.

Puntos de Venta Autorizados FED

Increíble trato familiar. Lugar ideal para tomar un vino en compañía. Si estás por Ponferrada no puedes dejar pasar la oportunidad de hacer un picoteo y probar una de las muchos productos delicatessen que sirven Lourdes y Hugo. ¡Magníficos!
Un lugar maravilloso para los amantes del vino, excelente atención y gran variedad de vinos.

Cuidada atención y oferta vinícola de todo tipo, pero principalmente de los vinos de la DO Bierzo. Un lugar que no debes dejar pasar si te quieres llevar buenos vinos de esta comarca. Si necesitas regalar vino o cualquier detalle relacionado con él, no hay mejor sitio. Cuenta con una larga tradición familiar en el mundo del vino.

Moderna y ecléctica tienda especializada en vinos en la zona alta de la ciudad en donde podemos encontrar desde una amplia gama de vinos de la comarca hasta los más refinados vinos de diferentes puntos del Mundo. Una reciente y brillante aportación al comercio local de la ciudad.

Sexto Sentido


vino lof terruño

Vinos Lof, el apego a la Tierra que ha hecho grande a la Mencía.

Vinos LOF nace de los conocimientos en viticultura, el apego y cariño a la tierra que, durante décadas, han consolidado a la Mencía y los vinos de elaboración tradicional de la zona entre los mejores, dentro y fuera de nuestras fronteras.

En un enclave único como es Valtuille de Abajo, en la comarca del Bierzo (León), se inicia el proyecto familiar de los López & Folgueral. Con él se pretende dar un valor añadido a las viñas propias que la familia mantiene y trabaja en el pueblo, a través de lo que son ya varias generaciones.

Un poco de historia

La historia comienza cuando cuatro décadas atrás Samuel López y Adela Folgueral cogen las riendas de las viñas de la herencia familiar que habían servido de sustento a sus antepasados por la venta de graneles y uvas a pequeños clientes de la zona.

Desde el comienzo de esta etapa se produce una transformación en la viticultura buscando un mejor equilibrio en la producción de los viñedos que se adapte a la creciente demanda de calidad experimentada por el nacimiento de nuevas bodegas en el entorno. Se intenta desde entonces obtener la excelencia a través de vinos procedentes de la Mencía y el Godello, las variedades autóctonas más emblemáticas del Bierzo.

En el año 2013 los hijos, Héctor y Víctor, deciden rehabilitar la antigua bodega en la que el abuelo elaboraba los vinos años atrás, para comenzar con la vinificación de las marcas propias de la familia. También en 2013 se comienza con la elaboración del vino de finca “La Fontiña de Nai” como un proyecto personal. Estas pequeñas añadas de los primeros años no saldrían al mercado.

A partir del año 2016 se adquieren dos hectáreas de viñedo antiguo y abandonado en el pueblo de Villalibre de la Jurisdicción con el ánimo de recuperar el viñedo de Mencía y obtener Godello para elaborar vinos con un perfil diferente por su altitud de en torno a 900 metros con orientación sur, inclinación del 30% y suelo mayoritario de arcilla y pizarra.

Las Viñas.

El viñedo familiar se localiza mayoritariamente en los pueblos de Valtuille de Abajo y la reciente recuperación de viñedos en Villalibre de la Jurisdicción. Las diez hectáreas en propiedad son mayoritariamente viñedo viejo de Mencía y otras variedades originales como la Garnacha Bouchet, Palomino o Doña Blanca muy minoritarias y plantadas por los antepasados entre las viñas en su mayoría centenarias.

Dos de las hectáreas en Valtuille de Abajo de nueva plantación concentran tres cuartas partes de Chardonnay y una de Mencía de 25 años de edad.

En el término de Villalibre, buena parte de los viñedos abandonados se han recuperado e injertado a la variedad Godello y son en estos momentos el territorio en expansión.

  • Los Parajes:
    • Valtuille de Abajo:
      • El Foco.
      • Las Hortes.
      • Mata de los pardos.
      • El Olivar.
      • Villegas.
      • El Agro.
      • El Couso.
      • El Pedregal.
      • El Toral.
      • La Rata.
    • Villalibre de la Jurisdicción:
      • Riegos.
      • Riverín.

Los Vinos en FED.

Vinos LOF nace de los conocimientos en viticultura y nos presenta en este Festival los siguientes vinos:

Uva: 100% Mencía propia de Valtuille de Abajo. El Bierzo.
Elaboración: Tradicional. Sin raspón.
Coupage de barricas.
Vendimia: Manual Seleccionada.
Embotellado: Agosto 2018.
4800 Botellas de 75 cl.
Edad del viñedo: Más de 80 años.
Graduación: 13,5 %

Uva: 100% Mencía propia de Valtuille de Abajo. El Bierzo. Uva de parcela singular.
Elaboración: Tradicional. 25% raspón.
14 meses en barrica de roble francés.
Vendimia: Manual Seleccionada.
Embotellado: Marzo 2018.
1400 Botellas de 75 cl.
Edad del viñedo: Centenario.
Graduación: 14,5 %

vinos lof terruño


Cantariña

Cantariña, Vinos de Familia, Vinos para Disfrutar.

Cantariña, vinos para disfrutar pensados para pasarlo bien elaborándolos y bebiéndolos; reír y transmitir lo más directamente posible el espíritu y la magia de las viñas del Bierzo.

Nos cuentan en Villafranca del Bierzo que de toda la vida en el pueblo se elaboraba vino para su venta en graneles hacia el mercado gallego cuando un visionario, D. José Álvarez de Toledo decidió hacer algo distinto: embotellar un vino de calidad siguiendo la idea que hay detrás del concepto de Château francés, y así junto con el viticultor Francisco Pérez lanzaron el primer vino moderno de la Comarca: Valdeobispo. Este espíritu, muy conocido en Rioja, y que ha alimentado a alguno de los grandes iconos de la enología patria, es el que ha movido a los cinco hermanos Ysart Álvarez de Toledo (Fede, Consu, Sonso, Santi y Jorge) hacia el regreso familiar a la viticultura y elaboración de vinos.

Todo comenzó como un juego entre hermanos, entrañable y casi infantil, y ahora ya se consolida en un proyecto solvente con el que quieren presentar en el mercado cerca de 12.000 botellas en el que la legendaria Cabaña de Los Pinos sirve de corazón e impulso en pleno Camino de Santiago entre Valtuille de Arriba y Villafranca del Bierzo.

Hablando con Santi nos comenta con pasión desenfrenada su sincera razón de ser: conservar las viñas de la familia que son un tesoro en El Bierzo, y recuperar la tradición de elaborar y dar de beber a los demás nuestro vino.

Son vinos pensados para pasarlo bien elaborándolos y bebiéndolos. Reír y transmitir lo más directamente posible el espíritu y la magia de nuestras viñas. Embotellamos paisajes y parajes singulares. Nuestra obsesión es mantener y cuidar las viñas para las generaciones futuras, y no hay manera más sostenible que centrar el cultivo en prácticas respetuosas con el medioambiente y la biodiversidad. Dejar que esa maravilla de uva se refleje en los vinos e intervenir lo menos posible en ellos. No hace falta saber nada más para entenderlos, sólo disfrutarlos.

Difundir y compartir con los más jóvenes estos valores en el FED 2019, ¡¡Cantariña, no podían faltar!!

Con este espíritu e ilusión, ya contagiados por la magia de esos viñedos, se muestran ilusionados por transmitir este mensaje a los más jóvenes a través de nuestro FED 2019 donde presentarán las siguientes elaboraciones:

  • Cantariña 2: Viña de los Pinos 2017. Parcela: Viña de los Pinos. 90% Mencía y 10% Otras. Suelo arcilloso Calcáreo con orientación Norte y altitud desde 550 a 600 metros. Crianza de ocho meses en roble francés de varios usos.
    • Nuestra mencía más característica. Las cepas de esta viña se plantaron en el año catapum... nosotros la hemos recuperado y hecho un esfuerzo por compartir este tesoro del Bierzo. Un vino que representa un paraje icónico. Elegancia, fruta, frescura y muchas ganas de abrir una segunda botella siempre.
  • Cantariña 1: La Garnacha 2015. 100% Garnacha Tintorera. Suelo Arcilloso Calcáreo Orientación Sur 550 m. 12 meses en roble francés.
    • Un vino muy especial, el embrión de Cantariña Vinos de Familia y por eso lleva el #1. Elaborado con uvas de una única viña muy vieja al borde del Camino de Santiago en Villafranca. Perfumado y fresco, de atractivo color oscuro, granate intenso, característico de la Garnacha Tintorera, con aroma a bayas negras y jardín, tiene un marcado carácter frutal y por su baja graduación alcohólica es un vino de trago fácil pese a su complejidad y delicadeza. Ideal para aperitivos, comidas divertidas y desenfadadas, con amigos… y ¡para el FED!
  • Cantariña 4: Doña Blanca 2017 (Parcelas: Viña de los Pinos y Valdeobispo. 80% Doña Blanca y 20% Palomino. Suelo Arcilloso Calcáreo Orientación Norte Altitud 500-600 m.
    • Siempre creímos que, además del Godello, las otras castas blancas del Bierzo podrían dar grandes vinos. En la cima de la colina de Los Pinos hay cepas muy viejas de Palomino y Doña Blanca. También en la parte alta de Valdeobispo. Y con ellas hicimos nuestro primer blanco. Color paja. No es coña: sabe a uva. Y a vino, claro.  Cantariña 4 es, como bien dicen unos buenos amigos, fruto de la tenacidad e incluso cabezonería por poner nuestras variedades blancas a la altura que merecen.

Estamos encantados de recibir este nuevo proyecto en nuestra edición del FED 2019 y ya estamos deseando compartir un gran día con nuevos y viejos amigos. ¡Cantariña no podían faltar!


El Patito Feo: La historia de un vino que se convirtió en cisne

El Patito Feo: La historia de un vino que se convirtió en cisne. Iván Vázquez Pateiro, nos presenta su  proyecto, ubicado en la zona de Ribeiro (Orense), desarrolla sus vinos desde 2016 tras su paso por otras denominaciones incluida la del Bierzo. Así nos expresa su filosofía:

“Somos herederos de ese mimo con el que veíamos, primero a nuestros abuelos y luego a nuestros padres, elaborar el vino. Lo hacían a su manera, con esa sabiduría que pasa de generación en generación y que marcaba ese carácter distinto de los vinos del Ribeiro”.

El Patito Feo procura continuar con “ese cuidado que nos inculcaron en casa” sin olvidarse de aplicar lo aprendido durante su formación y trayectoria laboral. Quieren seguir experimentando, “como cuando éramos niños”, y recuperar los métodos de antaño ya olvidados para actualizarlos comprometidos con la variedades autóctonas,  quizás no tan reconocidas, pero que dejan recuerdos difíciles de olvidar.

Unos recuerdos que presenta en nuestro FED 2019, y que materializan en sus vinos de guarda, que no son un método de elaboración, sino una filosofía de consumo donde lo importante es la expresividad que gana el vino con el tiempo. Los Vinos de Guarda se elaboran con un propósito: Su evolución en botella.

No se trata de un envejecimiento tradicional para añadir matices externos al vino. En las Guardas se aprecian las características del mismo en sus distintas etapas de evolución. Hablamos de un desarrollo como el que puede experimentar cualquier persona a lo largo de su vida.

No nacemos siendo adultos. Esa es la filosofía de los Vinos de Guarda. Son vinos que nacen con una personalidad fuerte y en cierto modo rebelde, como un niño o un adolescente. Para luego ir adquiriendo una personalidad en forma de matices, propia de un adulto. Son vinos que se pueden consumir cuando salen al mercado, si nos gustan esas emociones fuertes, pero que ganan y llegan a su momento óptimo de consumo en su madurez.

Así nos presentan:

El Patito Feo: La historia de un vino que se convirtió en cisne


Mencía

Demencia: Innovar es Volver al Origen, la Viña.

Hay tres verdades confesadas. Una: «La bodega es la viña». Otra: «El vino se hace con las manos». Y tres: «Lo que hacemos es para dar a conocer el Bierzo al mundo». Demencia es un proyecto muy cuerdo... o al menos no tan loco como lo que pueda sugerir su genial referencia.

Su sueño es obtener un gran vino, apoyándose en su forma de entender la viña, su suelo y las uvas de la variedad autóctona Mencía. Una viticultura sostenible, una elaboración artesanal, una cuidadosa crianza y un consumo tradicional asociado a una cultura.

Demencia Bros

La Viña y Su Vino Demencia.

Demencia es su vino bandera, en el año 2011 no lo embotellaron ya que fue una añada que no cumplía con sus expectativas para elaborar un Vino de Guarda. Para este FED 2019 presentan su añada 2013. La añada ofreció vinos con taninos muy finos y maduros que, aunque bien presentes, resultan placenteros. Según Bruno Arias: "Se trató de una añada excelente que permite mostrar todo el potencial de nuestro estilo Demencia."

Una de las motivaciones del proyecto es impedir la pérdida de viñedo asociado a una biodiversidad solo sostenible mediante aplicación de técnicas de agricultura orgánica. Colaboran con proyectos en otras regiones, aplicando igualmente la misma filosofía. Así en el festival, también presentan algunas elaboraciones como:

  • Gatuno 2017, una garnacha de Madrid.
  • Vino Taruguín 2016, un vino con uva de la Ribera del Duero Soriana.
  • Tinto Cachicán 2018, su vino berciano más arriesgado y que recientemente está resultando muy aclamado.

Queremos un vino que nazca de las personas y que acabe en las personas - afirma Arias - Y que se entienda eso como su verdadera dimensión. Por eso para Demencia un festival como el FED es la mejor opción.

Mencía
Uva Mencía

primus bergidum

Primus Bergidum, vinos con corazón

PRIMUS BERGIDUM, bodega ubicada en Cacabelos, son tres amigos: Julio, José y Amando. “Inicialmente empezamos a elaborar vino mencía para nosotros, nuestras familias y nuestros amigos, por el placer personal de recuperar aquellos recuerdos de otros tiempos y tener un proyecto personal común a los tres”, cuentan.

De esta manera, comenzaron a recuperar antiguas viñas, casi abandonadas, en diversos pueblos del Bierzo -San Juan de la Mata, Cacabelos, Villabuena y Cabañas Raras-. Y con mucha ilusión y mucho esfuerzo consiguieron elaborar auténticos vinos artesanos, monovarietales de mencía 100% de viñedos centenarios y con la filosofía de la menor intervención posible, limitándose a “guiar” el vino hasta su embotellado.

El resultado: unos vinos diferentes, con cuerpo, untuosos, suaves y aromáticos. “Somos artesanos del vino, en amplio sentido: nosotros cuidamos las viñas, vendimiamos, elaboramos y criamos nuestros vinines ( La Fulgueira, Valsilencio Y Recentia ), diseñamos etiquetas, la web y los tapones y etiquetamos. Todo lo hacemos nosotros”, aseguran.

Para ellos es todo un acontecimiento y una experiencia que comparten con su familia, amigos y, ahora también, el resultado con sus clientes. Su objetivo es conseguir el reconocimiento a nuestras costumbres y nuestro Bierzo. “Y así continuaremos”, añaden desde Primus Bergidum.

primus bergidum

La Fulgueira y Valsilencio

En el Festival Estival Demencial (F.E.D.) estarán dos de sus elaboraciones. La Fulgueira 2016 es un 100% mencía elaborado con uvas de cepas centenarias de unos 110 años y procedentes de viñedos de San Juan de la Mata. Este vino tiene una crianza de nueve meses en barricas nuevas de roble y ofrece una boca elegante y untuosa, junto a una nariz intensa con aromas de frutas del bosque y torrefactas.

Por otro lado, Valsilencio 2015 es también un monovarietal de mencía con uvas procedentes de Cacabelos y San Juan de la Mata, con paso por madera durante once meses en barricas nuevas de roble. De esta manera, el resultado es un vino goloso y con cuerpo, dejando en la boca recuerdos a confituras negras y vainilla.

Más información en www.primusbergidum.com


la perdida nacho gonzález

Al encuentro de La Perdida

La Perdida es el proyecto personal de Nacho González, en su búsqueda de vinos naturales con la mínima intervención y la recuperación de cepas viejas en vaso. "El hecho de no intervenir absolutamente nada en los vinos, así como el de cuidar las viñas libres de cualquier producto químico me colocó en el límite de lo que muchos en España llaman los frikis del vino", apunta este vitivinicultor.

Así, para Nacho González es vital que no se pierda la relación hombre-viña que durante siglos ha sobrevivido en Valdeorras. Desde 2012, elabora sus vinos en una recuperada bodega de Larouco (Orense) con uvas de 'godello vello', mencía, garnacha, sumoll, dona branca y palomino, entre otras variedades, recogidas manualmente de cuidados y singulares viñedos como O Trancado, Casar do Bispo, O Pando, O Chao, Alto de A Ermida y otras fincas más pequeñas.

En el Festival Estival Demencial (F.E.D.), los asistentes podrán disfrutar de un ejemplo de vinos naturales y de Valdeorras de mano de algunas de las elaboraciones de La Perdida. Es el caso de O Trancado (con un 70% garnacha y un 30% mencía), Proscrito Clarete (con 95% palomino y 5% garnacha tintorera) y A Chaira (un blanco 100% dona branca).

perdida nacho gonzález

Más información en www.laperdida.es