Mil Ojos para contar Mil Historias. Mil Ojos es una agencia creativa que trabaja para promocionar el vino y los productos de la tierra, siempre de una forma fresca.

En nuestra mesa redonda, en el marco del FED, vamos a contar con Alicia y con Elena. Alicia Van Assche es licenciada en Periodismo. Tras su trabajo en el grupo Prisa, se especializó en documentales por la EICTV e IRTVE y decidió apostar por el vino y la comunicación. Puso en marcha la agencia creativa Mil Ojos, especializada en vino y productos de la tierra. Elena Aljarilla es también Licenciada en Periodismo. Tras su trabajo como corresponsal en Bruselas para el diario El Mundo y Telecinco, es la productora ejecutiva de las series que desarrolla Mil Ojos Producen.

Pasión por el vino, vuelta a la Tierra.

Alicia nos cuenta su formación con entusiasmo y naturalidad, parece recién salida de la Universidad:

Estudié periodismo con el objetivo de contar historias, luego me especialicé en documentales en la Escuela de Cine de Cuba, y como estaba con Alejandro y no podíamos mover las viñas al Retiro, volví al Bierzo y decidí montar nuestra productora. Me ayudó mucho que todavía tuviéramos la Escuela de Cine en Ponferrada, y me centré en formar un equipo multidisciplinar que aúna los puntos fuertes del periodismo y el cine.

Mil Ojos producen trabaja siempre amalgamando realidad y estética, historias y cine, pero siempre con el poso que da la fuerza de contar historias reales.

Su pasión por las cosas ricas, y en especial el vino, han llevado a Alicia a especializarse en el sector del vino y los productos de la tierra, y su ámbito de actuación principal se centra en la comunicación y la producción de series audiovisuales. Mil Ojos apuesta por una publicidad y comunicación más innovadora, buscando romper con lo clásico y con lo técnico.

Pero Alicia no sólo cuenta historias, ella siempre pasional pone énfasis en el aspecto humano y personal:

Tuve la suerte de dar con un director de foto que era el profe de la escuela de cine de fotografía y que fue capaz de trasladar en imagen lo que yo quería decir. Óscar Raimondez, un mago de la luz.

Organizan eventos, realizan catas, talleres infantiles, desarrollan campañas de marketing online, trabajan en el diseño de etiquetas, redefinen imagen corporativa pero, sobre todo, lo que quieren es contar mil historias.

Cambiar el mensaje para acercar el vino a los millennials.

The Wine Van es otra historia. Es una serie original y única en la que Ian, un millennial que no tiene ni idea de casi nada quiere descubrir el mundo del vino. Ian va con su caravana y su amigo Rai visitando bodegas y aprendiendo del mundo del vino. ¿Cómo lo hace? Pues preguntando lo que nadie se atreve a preguntar y experimentando todo lo que aprende.

La serie está en Amazon Prime en países como Reino Unido y Estados Unidos, y en este próximo año estará en Alemania. Está funcionando muy bien porque rompe con los conceptos de comunicación un tanto obsoletos que encontramos en el mundo del Vino. Ya han participado bodegas de gran prestigio e innovación como Matarromera, San Román, Lustau, Tomás Postigo, Luna Beberide, Protos, o Paco & Lola.

Un privilegio tener en nuestra mesa de catas a estas dos entusiastas periodistas que inundarán la sala con Mil Historias que Contar.

Mil Ojos para contar Mil Historias