Bertrand presume de ser un vigneron en las Tierras de Soria.

Bertrand Sourdais representa la quinta generación de una familia de viticultores en Chinon (Francia). Supo interpretar en las tierras sorianas un viñedo legendario, para así reconocer que de sus pagos podrían surgir algunos de los más grandes vinos en la Denominación de Origen Ribera de Duero.

Llegó a España en 1999 y desde entonces no ha parado de trabajar en nuestro país. Sólo dejó de hacerlo durante un mes, cuando salió de Dominio de Atauta, pero enseguida regresó a España para poner en marcha el proyecto Bodegas Antídoto junto a David Hernando.

Consciente de su creatividad casi artesanal, el Vigneron de las Tierras de Soria desarrolla una verdadera cultura del vino para las nuevas generaciones. El inicio de su actividad partió sin apenas medios siguiendo una evolución natural hasta alcanzar finalmente en 2016 inaugurar su propia bodega.

Bertrand elabora en Francia y España en los siguientes proyectos:

  • Domaine de Pallus, Chinon de Cravant les Coteaux.
  • Bodegas Antídoto, Ribera del Duero en Soria.
  • Dominio de Es, Ribera del Duero en Soria.

Inquieto comunicador y enamorado del Bierzo, se desplaza al Castillo de los Templarios de Ponferrada desde su Chinon natal para participar en la quinta edición del FED.

Bertrand presume de ser un vigneron en Soria y se presenta en el FED 2019 con un amplio elenco vinícola elaborado en sus proyectos sorianos:

  • Antídoto 2018.
  • Roselito 2018.
  • Le Rosé 2017.
  • Hormiga 2017.

Queremos destacar los proyectos de vino rosado que han situado a este elaborador entre los más audaces del actual panorama. No se tratan de rosados al uso, vienen específicamente perfilados desde el viñedo, donde las antiguas plantaciones contenían plantas de variedades blancas y tintas indistintamente. Así mismo, la presencia mayoritaria de granito y arena en el suelo, nos regala uno de los rosado más auténticos de la península: eléctrico, complejo y salino.