Esta historia comienza en Mendoza (Argentina), donde Andrea Mufatto y Gerardo Michelini vivían la vitivinicultura con pasión. Hasta allí llegó en 2015 un joven viticultor de Valtuille de Abajo, César Márquez, para ampliar su experiencia.

Así comenzó la conexión que une Mendoza y el Bierzo. Andrea y Gerardo confían en que es necesario hacer cosas distintas y con esa filosofía ponen en marcha su nuevo proyecto en esta comarca, que conocen de la mano del enólogo Raúl Pérez.

«Descubren Ozuela y se enamoran», confiesan los Michelini-Mufatto, con un auténtico flechazo por «este pequeño pueblo de viñedos, olvidados en su mayoría, pero con un gran potencial y el deber de revivirlos».

Comienza así su primer proyecto con los vinos, A Merced del Bierzo, que supone trasladar aquí los vinos que elaboran en Argentina, y para afrontar después una segunda iniciativa, Mundo Zeppelling, con el berciano Javier González para recuperar viñas olvidadas y hacer ‘vinos de pueblo’.

michelini mufatto

Los vinos que van a presentar en el F.E.D. (este viernes, en el castillo de los Templarios) son: A Merced Valdeviñas 2015, A Merced El Canto 2015, Mundo Zeppelling Ozuela 2016, Plop! En el Camino 2016 y Capitán Beto 2017.