Bodegas Gancedo es una bodega ubicada en Quilós, en el municipio de Cacabelos. Sus viñedos -plantados de las variedades mencía, godello y doña blanca- cuentan con casi 20 hectáreas de viñas viejas entre 60 y 100 años, aunque no renuncian a las nuevas plantaciones en equilibrio con la pecularidad de esta zona.

«Somos viticultores, apasionados por conseguir cada año los vinos que realmente nos emocionan y que hacen que un viticultor este orgulloso de serlo», aseguran desde esta bodega, que también fomenta el respeto sostenible e integrado con el medio ambiente. Y es que ellos creen firmemente en la tradición vitícola de la zona, de la que han aprendido a trabajar sus viñedos, y en la vida integrada con la naturaleza «con quien compartimos el tiempo y la experiencia». «Sin invadirla», apostilla.

Así, elaboran sus vinos a partir de una viticultura clásica pero confiando en los avances tecnológicos para hacer vinos innovadores. Con esta filosofía lanzan al mercado sus seis etiquetas: Los tintos Gancedo, Xestal y Ucedo y los tres ‘Capricho’ -Capricho, Rosado Capricho y Herencia del Capricho-.

Tintos y Capricho

En el Festival Estival Demencial (F.E.D.), este viernes en el castillo de los Templarios, podrán catarse cuatro de estas elaboraciones. Serán por un lado el Capricho Blanco 2017, con doña blanca y godello que le aportan aromas a pera, melocotón, manzana, cítricos y flores blancas, y el Capricho Rosado 2017, con uva mencía y una nariz compleja de fresas, piel de cereza y rosas.

bodegas gancedo

Por otro lado, ese día se servirá también el Gancedo 2014, un 100% mencía con crianza de ocho meses en barricas de roble francés, y el Xestal 2011, otro monovarietal de mencía con 12 meses de crianza en barrica y cinco años de reposo en botella antes de salir al mercado.

Más información en www.bodegasgancedo.com